sábado, 4 de octubre de 2008


En el cajón hay una carpeta para notas manuscritas (o no), poemas olvidados, libros y libretas donde escribí o escribieron las verdades de la vida bajo el velo siempre dulcificador de la literatura.