sábado, 12 de diciembre de 2009

Nueva cabecera

Por no hacerle caso a las instrucciones del autor (cosas mías y de mi poco tiempo) desapareció la cabecera original. La desazón primera (por tonta, por tonta) fue dejando paso a un picorcillo de "y si yo...". He pasado media mañana rebuscando entre todos mis "cajones de abajo" hasta encontrar lo que de verdad me definiese y la otra media intentando que la foto no fuese demasiado mala. Esto es lo que ha resultado, esto es lo que soy y lo que me gustaría alcanzar, lo que una vez fui y lo que muchas veces no puedo evitar ser.

1 comentario:

Conchita dijo...

¡Preciosa cabecera, no hay otra igual! ¡Eres una artista, artista!
Ya me enseñarás...
Besos.