domingo, 18 de enero de 2009

2009

No es una cifra redonda, pero ¿quién quiere cifras redondas? Ni es capicúa, ni suma seis (en mi caso esto acaba siendo fundamental), ni presagia nada extraordinario. Es un número cualquiera, un año cualquiera. Pero, aunque tenga este aspecto vulgar, ¿lo vamos a dejar de vivir?.

Haced lo que os parezca pero yo voy a entregarme a él a ver qué pasa. De todas formas, la otra alternativa es la muerte...

...y eso, ni muerta.


Image Hosted by ImageShack.us